Últimos temas
» SISTEMA DE CAZA, PESCA Y RECOLECCIÓN
Vie Jul 13, 2018 1:38 pm por Thor

» RELIGIÓN Y CULTO.
Miér Ene 03, 2018 9:07 pm por Freyja

» SISTEMA DE TIEMPO Y VIAJES
Mar Dic 26, 2017 12:28 pm por Thor

» Sociedad, derechos y leyes
Mar Dic 26, 2017 1:32 am por Thor

» NORMATIVA
Sáb Dic 23, 2017 2:09 pm por Thor

» Petición de personajes canon
Vie Dic 15, 2017 9:49 pm por Freyja

» Modelo de hoja de personaje
Vie Dic 15, 2017 8:10 pm por Freyja

» Matrimonio, divorcio y sexualidad.
Vie Dic 15, 2017 7:52 pm por Freyja

» Personajes canon
Miér Dic 06, 2017 6:59 pm por Freyja

» SISTEMA DE ORGANIZACIÓN Y PROGRESO
Lun Dic 04, 2017 5:59 pm por Thor


Matrimonio, divorcio y sexualidad.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Matrimonio, divorcio y sexualidad.

Mensaje por Freyja el Vie Dic 15, 2017 7:52 pm

Matrimonio, divorcio y sexualidad


Matrimonio y divorcio


Matrimonio

El matrimonio era de gran importancia en la sociedad vikinga y escandinava, pues suponía no solo la unión de dos individuos, sino la de dos clanes, dos familias. Por supuesto, no se trataba de una cuestión exclusiva de sentimientos, algo que pasaba a un segundo plano, sino de un contrato socioeconómico.

El matrimonio era un pacto sagrado que creaba un vínculo indisoluble (o no tan indisoluble, como veremos más tarde) entre dos familias. Esta unión garantizaba el poder, prestigio y status social de las dos partes, ambas de similar condición económica.

La celebración solía llevarse a cabo a finales de octubre, con la inauguración del invierno. Cuando se acordaba la boda, los novios debían aportar una suma al matrimonio: ella el “heimangerð” (la dote) y ellos el “mund” (el precio de la novia). Si un nórdico quería casarse con la hija de un rey, conde o jarl, la suma de dinero que aportaría al matrimonio debía ser equivalente a la que aportaría la esposa.

Divorcio

Tras el matrimonio, tanto el hombre como la mujer podían solicitar el divorcio alegando ante testigos sus razones para romper la unión (salvo que esa razón fuesen malos tratos, lo que suponía el divorcio ipso facto). Algunas de estas razones podían ser la mala gestión de la granja, la infertilidad y la impotencia (ofrecer descendencia era algo de suma importancia), o incluso la insatisfacción sexual.

Si el divorcio le era concedido (pongamos que es la mujer quien exige el divorcio), esta podía recuperar toda su dote, y también reclamar la del marido. Una vez divorciada, tenía la opción de volver a casarse.

De acuerdo con las Sagas, el divorcio podía llegar a suponer la ruina de algunos hombres.



Sexualidad


Tenían una mentalidad más abierta que la del resto de culturas europeas, y una concepción natural del sexo.

La poligamia estaba oficialmente permitida. Los hombres podían estar con varias concubinas (normalmente esclavas), y podían llegar a casarse con dos mujeres (matrimonio “more danico"), siendo legítimos también los hijos del segundo matrimonio.

La homosexualidad no era considerada un delito ni tampoco un tema tabú. Entendida dentro del binomio activo-pasivo, los prejuicios no iban destinados contra la homosexualidad per se, sino contra los hombres que adoptaban un rol pasivo típicamente asociado a la mujer, lo que suponía una gran vergüenza. Estos hombres recibían el nombre de “ergi/regi" (afeminado).

Las preferencias sexuales de los escandinavos no tenían importancia siempre que se casasen y tuvieran hijos. De evitar el matrimonio, podían ser sancionados.


VIKINGS: THE AWAKENING
avatar
Mensajes : 16

Puntos : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.